Localización actual: Solidaridad

Argentina-Chile, un viaje positivo

viaje-blog

Vivimos tiempos de crisis económica, cambios constantes y remodelaciones como las que vivimos ayer que no ayudan a ofrecer a los mercados exteriores la estabilidad que nuestro país necesita. Quizás en eso resida el hecho de que La Rioja esté aguantando mejor la crisis que el resto de Comunidades: la estabilidad institucional, la firmeza política, la seriedad, el trabajo, los acuerdos y la solidaridad.

En este marco, el viaje que realizábamos a Argentina y a Chile a primeros de mes fue fructífero y provechoso a nivel institucional y comercial. Gracias a las reuniones mantenidas con el Vicepresidente de Argentina, con tres Ministros de Chile, además del Presidente de CORFO –que equivaldría al Ministerio de la Industria y la Producción- se cerraron varios acuerdos en proyectos tan implicados con nuestra cultura y nuestra idiosincrasia, como la lengua, la educación, el vino, la agricultura, o proyectos de I+D+i de nuestros centros tecnológicos, entre otros.

Misiones como ésta certifican que La Rioja es tenida en cuenta en la comunidad internacional y goza de una proyección de futuro. Porque con estabilidad y con acuerdos, de la mano de los agentes económicos y sociales, conseguiremos que La Rioja sea una Comunidad todavía más abierta en un mundo globalizado y lograremos potenciar nuestras señas de identidad y nuestra participación en los mercados internacionales.

Por ello, el balance del viaje ha de ser positivo. Se han cumplido los objetivos primeros del viaje; a medio y largo plazo serán nuestras empresas las que deban valorarlo. La Rioja demuestra así que tiene voz en el exterior, que es una región a la que se le escucha, se le aprecia y se le tiene en cuenta.

Si no saliésemos al exterior, La Rioja tendría fecha de caducidad. Pero si lo hacemos sin mirar nuestras raíces, estamos muertos. Mirar a riojanos ilustres como Santos Tornero o Elías Romero que fueron emprendedores de importantes proyectos editoriales y educativos, pero fijar la mirada también en la solidaridad de nuestra tierra, que se materializa en tantos proyectos de cooperación que se desarrollan en Latinoamérica con resultados positivos. Solidaridad con los pueblos que acogieron a los emigrantes riojanos por un lado, y apoyo por otro a las colonias riojanas allí residentes, que agradecen enormemente nuestra presencia y son por sí mismas un motor muy importante de la promoción de la comunidad en el exterior.

viaje-blog2

Eso es para mí lo más importante del viaje: la emoción que he visto en todos los riojanos que allí residen. Por encima de todo, me quedo con su riojanismo; después de tantos años, mantienen y fomentan sus señas de identidad, sus raíces. Me quedo con esos jóvenes, ya descendientes de nuestra tierra, que participan en el grupo de danzas, que bailan a La Rioja, a su patrona y a su bandera con una ilusión indescriptible. Esa es la mejor misión institucional, la que ellos llevan a cabo.

El milagro chileno

165354_gd

Hoy es un día de alegría para todos los riojanos porque esos 33 hombres chilenos, con nombres y apellidos, con familias, retenidos hasta ayer a casi 700 metros de profundidad, han vuelto a la vida.

Como Presidente del Gobierno de La Rioja quiero felicitaros: debéis mostrar con orgullo vuestra procedencia, lucir en alto vuestra bandera, porque Chile, en esta operación de rescate, ha demostrado que cuando se trabaja de manera seria, firme y coordinada, los milagros pueden hacerse realidad.

Debemos fijarnos ahora en la sencillez y en la esperanza que nos han mostrado estos mineros, para valorar lo que somos, y caminar hacia el futuro de otra forma, con ilusión renovada.

Desde aquí, amigos chilenos, os traslado el cariño de todos los riojanos.

Entrevista en El Mercurio

Os dejo la reseña de una entrevista que me hicieron durante el viaje a Chile y hoy publica El Mercurio, uno de los diarios de más tirada en Latinoamérica.

entrevista el Mercurio

Enlace: El Mercurio

Mis amigos del Marqués de Vallejo

Esta mañana he compartido un excelente rato con mis amigos del Marqués de Vallejo: sus alumnos. Un rato muy agradable que me ha hecho recordar otros tiempos con responsabilidades en el centro. Pero sobre todo, he disfrutado al comprobar cómo estas personas, con dificultades, disfrutan y aprovehan su campamento de verano.

vallejo

Un campamento que en su quinta edición se ha convertido ya en cita obligada, y que cumple dos objetivos, hacer que los padres tengan un respiro durante un tiempo; y dar a los niños una actividad de ocio y tiempo libre. Y sobre todo, no interrumpiendo en verano, su formación, su desarrollo evolutivo.

Nos han recibido a lo grande: con banderas de La Rioja y de España (tanto las que ondeaban como las que se habían pintado en los rostros), para dedicarnos después un emotivo concierto de percusión. Como decía Iñaki, su director, estos jóvenes rompen barreras todos los días, se ven tan válidos como los demás y nos muestran la esencia del cariño, de la sinceridad, del calor humano.

Enhorabuena desde aquí a los responsables del centro y del campamento por hacer a estos jóvenes cada verano un poco más felices.

Como curiosidad, porque mucha gente me lo pregunta, el primer Marqués de Vallejo, del que recibe el nombre el centro, fue un exitoso hombre de banca y político natural de Soto en Cameros: Diego Fernández y Vallejo, contemporáneo y buen amigo de Cánovas del Castillo, dedicará toda su fortuna a la atención de enfermos y pobres tras el temprano fallecimiento de su único heredero. Un ejemplo de caridad de uno de nuestros más reconocidos riojanos (aunque poco conocida su labor en su tierra).

http://ceemarquesvallejo.edurioja.org

Asprodema: 25 años integrando

Con el equipo de Asprodema y la gente que colabora con esta asociación

Con el equipo de Asprodema y colaboradores

La labor que desempeña todo el personal de Asprodema en defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual es digna de elogio. Hay que alabar a gentes así en esta sociedad en la que vivimos. Por eso, el reconocimiento que me dieron el pasado viernes en forma de placa, tiene para mí un significado especial: por el orgullo que siento al echar la vista atrás, cuando hace 25 años poníamos en marcha esta asociación. Un colectivo que tanto ha hecho por mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. Hay que elogiar su tarea y agradecerles su trabajo, su esfuerzo, su cariño y su solidaridad. Porque, de forma desinteresada, han trabajado y conseguido ayudar a que estas personas rompan las barreras que la sociedad les imponía en ámbitos como la formación o el trabajo.

25 años que Asprodema conmemora a lo largo de 2010. Y qué mejor manera de festejarlo que con la reciente inauguración en Nájera del centro de atención diurna. Nuevas puertas que se abren siempre con un lema en su dintel, con una misión clara: mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. Porque juntos integramos. Porque detrás de cada éxito personal, hay vivencias, hay sacrificio, hay una persona solidaria, hay una persona de Asprodema.

Pdta: Os recomiendo visitar en la sala de exposiciones de los cines Moderno y hasta el día 27 de mayo, una exposición de fotografías sobre las personas con discapacidad en la vida cotidiana.

Recibiendo una placa de Asprodema

Recibiendo la placa de manos de Gabriel, su Presidente

Titín y amigos

Con Augusto en la cancha te puedes esperar cualquier cosa: una dejada, un gancho, un sotamano, pero lo que nunca habría pensado es que me iba a sacar a jugar a mí. El caso es que fue todo un honor participar del
tercer festival Titín y amigos -que organiza TVR- y más teniendo en cuenta que la recaudación este año iba destinada a Asprodema.

Con una magnnífica entrada en el Adarraga -estaba lleno- el programa prometía una excelente tarde: Merino, Abadía, Pinillos, Jota, Salva Díez o Perurena, entre otros atletas de primer nivel (por cierto, ¡cómo juega
Pinillos a la pelota!). Parecía una miniolimpiada solidaria, porque hubo hasta partido de fútbol, pero en el frontón.

Hasta que Titín nos retó al alcalde de Logroño y a mí. Así, sin avisar. Tuve que deshacerme de la corbata y demostrar (modestia aparte), que además de ser un enamorado de este deporte, me defiendo. Y dicho sea con afecto, se notaba también que Tomás ha jugado poco a la pelota. Pero esto era lo de menos. Pasamos un rato divertido en el que reivindicamos el valor de la amistad y de las relaciones humanas, junto a una de nuestra señas de identidad: el deporte de la pelota. Además, estoy seguro que con el dinero recaudado, Asprodema seguirá realizando una magnífica labor y trabajando por las personas con discapacidad en nuestra
tierra.

Chilenos, estamos a la orden

En 2006 con los presidentes de los Centros Riojanos de Viña del Mar, Agustín Merino, que aún lo es, y de Santiago, Gonzalo Santolaya.

En 2006 con los presidentes de los Centros Riojanos de Viña del Mar, Agustín Merino, que aún lo es, y de Santiago, Gonzalo Santolaya.

El sábado me desperté con la noticia en la radio del terremoto de Chile. Hablaban de un terremoto de gran magnitud, más de 8 puntos en la escala Richter. Ya, desgraciadamente, todos vamos aprendiendo a interpretar esos valores. Pero apenas hablaban de muertos. Sin embargo, dos días más tarde ya se cuentan por centenares (723 acabo de leer en una web chilena).

En cuanto me enteré de la noticia del terremoto, y aún sin conocer la magnitud de la tragedia, intenté ponerme en contacto con los presidentes de los Centros Riojanos en Chile, nuestros interlocutores naturales y portavoces de tantos paisanos que viven allí. Para mí son tan riojanos como los que vivimos a este lado del charco. Las comunicaciones estaban complicadas pero, finalmente, pude contactar con Agustín Merino, del Centro de Viña del Mar; con Francisco Javier López, de Santiago de Chile; y con Gonzalo Santolaya, anterior Presidente del Centro Riojano. Me transmitieron que los riojanos, por el momento, estaban bien. No habían tenido, por el momento, ninguna noticia negativa. Y en estos casos todos sabemos que el hecho de que no haya noticias suele ser sinónimo de buenas noticias. Así nos lo ha transmitido también el embajador de España en Chile, Juan Manuel Cabrera, que, por cierto, desciende de La Rioja.

Chile es un país íntimamente ligado a La Rioja. Allí viven miles de descendientes de riojanos y, personalmente, puedo asegurar que siempre que he estado allí, con otros riojanos, hemos sido maravillosamente acogidos. Los riojanos en Chile saben que estamos muy pendientes de ellos y que, como les gusta decir a nuestros amigos sudamericanos, “estamos a la orden”. De la misma forma que estuvimos al lado de los riojanos de Argentina cuando la situación económica de aquel país les puso las cosas difíciles.

Pero el hecho de que los riojanos de allí no hayan sido las víctimas más directas es para mí un consuelo pequeño. Chile es un gran país y hoy los riojanos debemos estar a su altura. No podemos quedarnos de brazos cruzados ante este desastre que ha provocado la muerte de centenares de personas (veremos en qué para esto; esperemos que la cifra no aumente ya demasiado).

Hoy todos somos chilenos. Después del seísmo sufrido el sábado y que tan gravemente ha azotado a nuestros hermanos de Chile, tenemos la obligación de solidarizarnos con ellos, mandarles nuestro cariño y nuestro ánimo y prestarles la ayuda que nos pidan. Ya sé que la tragedia no es comparable con la de Haití, pero cada vida es una vida y cada drama personal es único. Así que nosotros, desde aquí, solo podemos, como decía, ponernos a su disposición.

Así nos reciben en Chile. Ahora nos toca devolverles su cariño.

Así nos reciben en Chile. Ahora nos toca devolverles su cariño.

El Camino de Santiago y el lugar del sol

Pedro Rosales, párroco de Lardero y presidente de Kaipacha Inti

Pedro Rosales, párroco de Lardero y presidente de Kaipacha Inti

Con los niños de Kaipacha Inti

Con los niños de Kaipacha Inti

Escribía ayer de la ruta jacobea con motivo de su influencia en la ciudad de Santo Domingo. Esa entrada me sirve hoy para enlazarla con el emotivo acto de apertura del Año Jacobeo que he podido compartir en Roncesvalles con los Príncipes de Asturias. Con los Príncipes y con los presidentes de Navarra, País Vasco, Castilla y León y Galicia, entre otras autoridades. Pocas citas nos reúnen a los representantes de tantos pueblos y tan diferentes. El Camino de Santiago demuestra así que la historia une a los pueblos. Nos une en la fe, el arte, la naturaleza, el patrimonio, nuestras gentes. Nos une en torno a una ruta de la que los riojanos somos protagonistas. Basta con preguntar a cualquier peregrino para comprobar la huella que dejamos los riojanos cuando pasan por aquí. Todos alaban nuestra hospitalidad, nuestra solidaridad. El Camino es nuestra mejor campaña de promoción y, a la vez, nuestra mejor tarjeta de presentación en todo el mundo.

Kaipacha Inti y Lardero

Ese valor de la solidaridad tan presente, tan protagonista en los peregrinos, me hace traer a este blog el nombre de una persona, de una ONG y de un pueblo. Los tres en perfecta simbiosis. Pedro Rosales, Kaipacha Inti y Lardero. Tres ejemplos y modelos de cómo la gente joven sigue siendo modelo de vida, de alegría, de trabajo por los demás. Eso y no otra cosa es la solidaridad, la cooperación. Y muy especialmente en estos tiempos de crisis económica en los que la generosidad cobra especial significado. Kaipacha Inti es hoy lo que es gracias a todo el pueblo de Lardero, que desde el principio se volcó en esta maravillosa aventura de ayudar a los más necesitados. Lo que al principio fue un proyecto de un grupo de personas, enseguida fue compartido por todo el municipio de Lardero, y ahora ya es una marca de solidaridad riojana, con sus más de 300 socios procedentes de los siete valles de nuestra región. Kaipacha Inti, lugar del sol. Su significado debe seguir alumbrando esa metáfora de cooperación con los más necesitados. Aquí y allí: donde más lo necesitan.

Ciudadanos de La Rioja con Haití

Dos nenas haitianas

Dos nenas haitianas

No puedo dejar de escribir un post en el que abordar la horrible tragedia de Haití. Parece incomprensible que un fenómeno de la madre naturaleza pueda acabar, de golpe y porrazo, con la vida de más de 150.000 personas. Tengo la impresión de que todo el esfuerzo que hagamos, tanto de forma personal como colectiva, es poco. Pero es necesario.

Aparte de la colaboración que los riojanos hemos prestado de forma institucional, desde el Gobierno y desde los diferentes Ayuntamientos, quiero destacar la iniciativa de tantos y tantos convecinos nuestros con acciones solidarias en muchos de nuestros municipios: subastas, cafés solidarios, partidos de fútbol, obras de teatro, cuestaciones a pie de calle… Y, por supuesto, la entrega personal de profesionales que han partido hacia allí a prestar todo su apoyo.

Todas estas iniciativas y muchas más son las que mejor nos definen a los riojanos como una sociedad generosa, como un grupo de personas dispuesto a ayudar a los más necesitados. Y una tragedia enorme como ésta nos permite valorar cómo estamos frente a otros países, frente a otras regiones, y seguir desarrollando nuestra solidaridad.

Entradas siguientes »