El Najerilla, un río que une

El agua fue protagonista ayer domingo, y no me refiero a la de la lluvia, que hizo que mucha gente se quedara en casa, sino a la del Najerilla, el río que traviesa Nájera, la ciudad que le da nombre. Un río que une a los pueblos de la sierra -como dicen los propios serranos- con La Rioja; que une Cameros y la Demanda con el valle del Ebro. Uno de esos siete ríos que articulan, como siete venas, nuestra comunidad, dándole vida.

Y me quedo con esa idea de unión, reflejada en las aguas del Najerilla, y simbolizada en la nueva pasarela que inauguramos ayer. El cuarto de los puentes de Nájera se llama ya el de los pescadores, en honor a tantos aficionados a la pesca que hay en la comarca, zona truchera de La Rioja por excelencia. Una unión simbolizada también en tantos najerinos que nos acompañaron y que unían, con su presencia, un lado y otro del río, desde el barrio de Peñaescalera hasta la zona del frontón municipal. Ellos, los vecinos, son el reflejo del crecimiento de la ciudad; ellos reclamaban, con gran razón, esta cuarta arteria, y el buen hacer de su alcaldesa, Marta Martínez, ha conseguido que la obra esté concluida.

Pero las truchas no son el único producto de calidad de la zona. Ya les he hablado otras veces de la identificación que hay en este valle entre pueblos y marcas: el chorizo de Baños, el caparrón de Anguiano, y cómo olvidarnos de la Nuez de Pedroso. Por ello, sus vecinos celebraban este fin de semana la XIV edición del Festival de la Nuez, haciéndolo coincidir, como ya es costumbre, con la fiesta de la Virgen del Patricinio. Y es que Pedroso ha sabido identificarse y proteger un producto de extraordinarias características, fomentando su cultivo y dándose a conocer, aún más, gracias a él.

Un abrazo desde aquí a Elena Prior, su incansable alcaldesa, por el buen trabajo que está realizando; a los miembros de la Asociación Cultural El Roble por la excelente organización; a las personas que atendieron cada uno de los 25 puestos que había (aunque ya tuve la ocasión de saludarlos a todos ayer); y especialmente a los niños y jóvenes del grupo local de danzas, que tan bien interpretaron la Danza de Pedroso, para relacionar el folclore de esta comarca, tan rico, con su tierra, sus productos y sus gentes.



Deje una respuesta