Los primeros contadores de historias

Hoy quisiera haberles hecho una valoración del viaje a Argentina y Chile, pero la actualidad manda y me hace mirar a nuestros países hermanos con dos sentimientos muy diferentes, la alegría de un Premio Nobel hispano, y el pesar por el fallecimiento de uno de los nuestros.

vargasllosa2

Mario Vargas Llosa, literato universal, peruano y español (y también un poco riojano), recibió ayer la noticia de la concesión del Premio Nobel, el más alto de los honores en Literatura. Vargas Llosa es y seguirá siendo un embajador excepcional de nuestra tierra, de nuestra lengua y de nuestro vino. El título de Doctor Honoris Causa por nuestra joven Universidad y el galardón Prestigio Rioja de nuestro Consejo Regulador, sellaron hace años ya la relación de este maestro de las letras con La Rioja.

“¿Cómo eran estos primeros contadores de historias, anónimos, remotos, tan antiguos caso como los lenguajes que ayudaron a forjar y les permitieron la existencia?”

El autor peruano nos lanzaba esta pregunta en su discurso de investidura, una cuestión que nos hacía reflexionar sobre los orígenes del hombre y de las lenguas, a la par que nos hacia mirar hacia los raíces de nuestra lengua, hacia Gonzalo de Berceo, hacia San Millán de la Cogolla -su cuna fundacional-… Por eso, hoy siento orgullo de este galardón porque Mario Vargas Llosa ha enriquecido siempre, con su pluma y con su persona, nuestro patrimonio más rico, nuestra civilización y nuestra cultura.

Y como decía, la actualidad también presenta momentos amargos, como la noticia del fallecimiento del industrial Félix Galilea, natural de San Martín de Jubera, que fuera Vicecónsul de España en Chile. A su familia, mi más sincero pesar.



Deje una respuesta