Los Milagros del Santo, una cita ineludible

milagros

Los Milagros del Santo, una cita ineludible El Santo calceatense sigue actuando 10 siglos después, en lo que se ha convertido en un clásico del verano, Los Milagros del Santo (http://www.losmilagrosdelsanto.org), una representación teatral que narra la vida y milagros de Domingo García. Una cita ineludible con la localidad después de 18 ediciones celebradas, junto a las fiestas del Santo en mayo o las Ferias de la Concepción en diciembre.

Hace unos meses reseñaba en este blog una joya del patrimonio riojano, el auto sacramental que también se representa en San Domingo, y lo hacía para poner en valor la riqueza cultural de La Rioja y del esfuerzo y colaboración de sus gentes. Algo similar ocurre en Nájera, con sus evocaciones najerenses (a las que siempre asisto), o Calahorra, véase Mercafórum, la semana santa, etc. Una actividad cultural de la que también debemos presumir.

Ese joven Domingo que derrocha fuerza y energía, ingeniero, constructor de puentes y calzadas, evoluciona a lo largo de la representación hasta el santo abuelito, protagonista de tantos milagros y principal promotor de la fe cristiana y del camino a Santiago. Los gallos, los caballos, hasta la propia plaza, todo tiene un papel relevante en cada actuación para conseguir esa atmósfera espiritual y mágica que se respira en la Plaza de España cada mes de agosto. Y no menos digno de destacar, es el pasacalles previo que realiza todo el elenco de actores por la localidad.

Con un afán de superación que permite que cada año haya nuevos pasajes y nuevos paisajes de nuestra historia y de nuestra tierra, como el de la crecida del río Oja que han insertado este año, pero mejoras técnicas que actualizan los milagros y los ponen en valor con las últimas tecnologías en materia escénica.

Desde aquí mi saludo y mi agradecimiento a los más de 200 vecinos, aficionados al teatro, voluntariamente, con el único afán de honrar a su Santo y a su pueblo, Santo Domingo, unos jóvenes, noveles, y otros muy veteranos ya. Son representaciones que hacen pueblo, porque afianzan la identidad de sus vecinos en torno a una figura que les sigue uniendo, por encima de las creencias religiosas. Gentes que durante el año viven en Logroño o fuera de La Rioja, ensayan y colaboran con sus convecinos para que su municipio y su Santo sean cada vez más internacionales.

Más de 2000 asistentes cada año demuestran que nuestra historia interesa a nuestros vecinos y a las personas que nos visitan en verano. Por eso, a todo el municipio de Santo Domingo, a la Asociación Teatral Calceatense, a su presidenta, y al director de la representación, Pablo Calvo, mi enhorabuena, mi apoyo y mis ánimos para que en 2011 sea aún más exitosa que este año la función.



Deje una respuesta