La Rioja es tradición y La Rioja es internet

La Rioja es tradición y La Rioja es internet. Este título me sirve para daros a conocer tres iniciativas muy distintas que pude conocer más de cerca este fin de semana: dos relacionadas con nuestro mundo más tradicional, el mundo rural; y una relacionada con internet y las “nuevas”tecnologías. Porque uno de los puntos más fuertes de nuestra región es cómo conviven innovación y tradición. Y ambas cosas en proyectos que inciden en nuestro desarrollo y nuestra identidad.

Con Arturo, de Fundación Caja Rioja, y Carlos Gonzalo, visitando la Granja.

Con Arturo, de Fundación Caja Rioja, y Carlos Gonzalo, visitando la Granja.

Y es que los rayos de sol se hacían hueco este sábado desde primera hora de la mañana anunciándonos un buen día. La jornada comenzaba en San Román de Cameros, donde pude visitar la Granja Escuela “Tierra de Cameros” que se ha puesto en marcha recientemente.

Diferentes animales domésticos y los cultivos habituales de nuestras tierras conviven en el entorno del antiguo molino del Corregidor con el objetivo de formar y divertir a nuestros más pequeños (bien pequeños como veis en la foto). Se trata de mostrarles de forma más pedagógica la cultura de nuestra tierra.  Un proyecto que sale adelante gracias al propio Ayuntamiento, Fundación Caja Rioja y el Gobierno de La Rioja, que estoy seguro de que contribuirá al desarrollo y promoción del Camero Viejo.

Y si ésta es la cara que se ve, no quiero dejar de resaltar la menos reconocida y más importante: los trabajadores desempleados en riesgo de exclusión social que han llevado a cabo los trabajo de albañilería y adecuación. Todo ello para formarse y mejorar sus opciones de empleo. Por eso me acompañaba Carlos, del Servicio Riojano de Empleo.

Con José Ignacio, visitando el Museo del Rasillo.

Con José Ignacio, visitando el Museo del Rasillo.

Y del Camero Viejo cambiamos de valle para pasar al Camero Nuevo, concretamente al municipio de El Rasillo, donde los vecinos se concentraban en el frontón para inaugurar el Museo Etnográfico. Un museo que me hace recordar, en primer lugar, a Miguel Ángel, su promotor, alcalde de El Rasillo hasta su fallecimiento hace unos meses, incansable trabajador y buen amigo.

El museo lleva el nombre de Victoriano Labiano, por ser Vitori, sacerdote durante muchos de la localidad, el donante de la colección. La muestra nos acerca a la memoria colectiva de nuestra sierra, a sus labores más tradicionales, y ha sido organizada con gran maestría por Julio Grande y su equipo, en forma de inventario visual, utilizando la forma de las herramientas como hilo conductor. Personalmente, recomiendo su visita por su originalidad: es un museo diferente a otros museos etnográficos que he visitado.

Mario, de Knet Comunicaciones, explicándonos a Conrado y a mí cómo funciona esta camarita 3D.

Mario, de Knet Comunicaciones, explicándonos a Conrado y a mí cómo funciona esta camarita 3D.

Tras visitar en Nájera a los peñistas que celebraban su concentración anual, el día acababa en el instituto Bartolomé Cossío de Haro con una cita ya habitual en estas fechas: Rioj@party.

Más de 500 internautas se reunieron en el centro jarrero para poner en común nuevos equipos (algunos de ellos totalmente “tuneados”, como dicen ellos), programas y conocimientos. Y con un excelente programa de actividades paralelas. Da gusto comprobar cómo las pymes riojanas apoyan la sociedad del conocimiento en actos divulgativos y sin ánimo de lucro como éste.

PD: La foto recoge una demostración que nos hizo una de las empresas participantes sobre las últimas técnicas en tres dimensiones que se meterán pronto en los televisores de nuestros hogares.



Deje una respuesta