Turismo rural por La Rioja: parada en las Casas de Velilla

Parece que hoy lunes el frío ha vuelto a La Rioja, incluso apuntan nieves en la sierra. Pero, aun así, el verano está cerca (este año ya hemos conocido bien el calor) y creo que el turismo de naturaleza, el turismo rural, es una buena opción.

Por eso traigo hoy al blog una interesante iniciativa turística que pude conocer la semana pasada en primera persona. Si hace poco visitaba en San Román de Cameros la granja escuela del Molino del Corregidor, el pasado martes pude conocer en esa misma localidad las Casas deVelilla, cuatro apartamentos rurales que han puesto en marcha Raúl y Lola en la aldea de Velilla.

Siguiendo la costumbre arquitectónica de la zona de piedra y madera, y con el más exquisito de los gustos estéticos (bueno, a mí al menos me encantaron), esta simpática pareja ofrece hasta 26 plazas de alojamiento en cuatro casas, que han bautizado con nombres alusivos al pasado de la villa: Casa de Concejos, del Tío Conejo, y dos con el nombre de la Tía Upe.

Sirva este ejemplo para aplaudir la iniciativa de los emprendedores riojanos. De la gente que idea, imagina, proyecta, arriesga y…, sobre todo, trabaja.

El ejemplo tiene más mérito cuando, como en este caso, se trata de invertir en nuestros municipios más pequeños, o de revitalizar aldeas, como Velilla, hasta ahora tristemente despoblada.

Velilla está frente a San Román, al otro lado del río Leza, y gracias a esta pareja podrá ser conocido por muchos riojanos y visitantes. La naturaleza más tranquila y a la vez más salvaje, el cañón del Leza, una rica micología, senderismo, bonitos pueblos y mejores gentes, convierten a este valle en un destino apetecible.

El viaje por los Cameros ese día acabó unos kilómetros más arriba, en Laguna, con una inversión menos vistosa, pero necesaria: las obras de la balsa de regulación que garantizará el suministro de agua de boca en Laguna, Jalón y Cabezón de Cameros. El arroyo Montemayor es la fuente que nutrirá esta balsa, a la que se está dedicando una inversión de más de un millón de euros. Bien empleados.



Deje una respuesta